lunes, 29 de octubre de 2012

Educación, la oportunidad para una vida digna


Por Albert Tarradellas  (Director de Cooperación de Intervida)
Con el propósito de promover mayor conciencia sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países, el 17 de octubre se conmemoró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, declarado en 1993 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esta necesidad se ha convertido en una de las prioridades del desarrollo y es por lo que trabajamos las ONG como Intervida, que aspiramos a contribuir a que se produzcan cambios positivos en las vidas de las personas.
Cierto es que por primera vez desde que el Banco Mundial comenzó a analizar los niveles de pobreza, esta ha disminuido en muchas de las regiones denominadas en desarrollo. Sin embargo, las estimaciones indican que cerca de mil millones de personas -un 16% de la población-, seguirán viviendo con menos de 1,25 dólares al día en 2015. Es lo que llamamos vivir en extrema pobreza.
La erradicación de la pobreza y la desigualdad son imperativos morales de todas las sociedades del mundo. Debería ser una lucha prioritaria porque, entendida como el resultado de la falta de oportunidades, puede cambiar si se diseñan las políticas necesarias para reducir los obstáculos que limitan la participación de todos en el desarrollo. Así, tener acceso a una educación de calidad y a oportunidades laborales dignas es fundamental para romper con el círculo de la pobreza. Si las personas tienen las mismas oportunidades, la falta de recursos económicos pasa a un segundo plano y las capacidades individuales adquieren el protagonismo. La capacidad de superación, de romper con el orden establecido, de tener el valor y la fuerza para cambiar las cosas y de demostrar lo que se quiera demostrar… todas estas habilidades toman sentido si la persona no es excluida por sistema de los beneficios que otros tienen por el simple hecho de haber nacido en un lugar o en otro.
Está demostrado que las sociedades que ofrecen un mínimo de oportunidades a todos sus individuos son las que logran avanzar en la erradicación de la pobreza. Las ONG que apostamos por la educación como uno de los principales motores de desarrollo, lo hacemos con el objetivo de ofrecer más oportunidades que permitan a los niños y a las niñas optar a una vida más digna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada